Servicios

COMPLIANCE PENAL

“ El artículo 31 bis del Código Penal establece que cualquier persona jurídica, incluidas las Sociedades mercantiles Estatales, pueden ser sujetos responsables” .La Ley Orgánica 5/2010 de 22 de junio, de reforma del Código Penal, entró en vigor el 23 de diciembre de 2010, introduce en la legislación penal española una modificación en el derecho penal empresarial desde la aprobación del Código Penal de 1995. La reforma convierte a las personas jurídicas en sujetos inmediatos del Derecho Penal susceptibles de cometer delitos, al margen de las concretas personas físicas que las integren, y de ser por ello sancionadas con penas.

Nuestros servicios

Responsabilidad penal de las personas jurídicas

La exigencia a las empresas de responsabilidad en el ámbito del derecho administrativo sancionador ha abierto la puerta a la exigencia de responsabilidad penal.

La estructura de las normas y los criterios de imputación son similares de ahí que el reconocimiento de la responsabilidad penal de las personas jurídicas no constituya sino una consecuencia anunciada y previsible (sanciones administrativas y responsabilidad civil).

La atribución de responsabilidad por la actuación delictiva del «representante legal, administrador de hecho o de derecho» por actos realizados «en nombre o por cuenta de la persona jurídica y en su provecho».

Gestión de los riesgos de Compliance Penal

A fin de asegurar la validez del programa en un proceso penal, es fundamental la independencia de la persona o entidad que diseña el Programa de Prevención del Riesgo Penal.

Se trata de una condición “sine qua non” para la credibilidad del mismo, puesto que un sujeto vinculado a la empresa podría encontrarse “contaminado” por su pertenencia a la misma y su trabajo dejaría de ser objetivo.

Cultura de cumplimiento

Se hace sostenible introduciéndolo en la cultura de la organización y en el comportamiento y actitud de las personas que se vinculan con ella.

El compliance penal es el resultado de una organización que ha cumplido sus objetivos, a través del cumplimiento de los requisitos que se derivan de su Política de Compliance y del resto de sistema de gestión.

Formación en compliance

A través de un manual de conducta y código ético específico adaptado al negocio de la empresa se generará la cultura de cumplimiento en la empresa entre todos los trabajadores que la integren.

Se establecerán los protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos, estableciendo un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.

Compliance Officer

Se formará a dicho responsable que realizará la función de supervisar y seguimiento de la eficacia de los controles internos en cada departamento. A través de  una verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.

Tendrá la obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención.

Informe de Compliance

En un informe, se describirá la empresa, los límites y aplicabilidad del proyecto de compliance, los recursos destinados, la involucración del Alta Dirección/ Consejo de Administración, se definirá la función de compliance y los mecanismo de revisión.

Las facetas de la defensa penal de la empresa:

  • Prevención
  • Mediación
  • Defensa

 

Nuestra misión

Gimeno Compliance actualmente se posiciona como una de las entidades más valoradas en materia de Compliance.

  • Orientación al cliente
  • Excelencia
  • Innovación y creatividad
  • Anticipación
  • Honestidad
  • Pragmatismo

Nuestra experiencia

Compliance Penal 97%

¿busca un asesor de planes de compliance de primera clase?